Alumnos

-Artículos.
-Testimonios.
-Investigaciones Finales.
-CoNéCtAtE.

 
Cáncer de Próstata
Isabel Yagui Arashiro
Cáncer de Próstata
1

 

1. INTRODUCCIN

 

El cncer es una enfermedad que se asocia a dolor y desesperanza, nos remite a aquello malo, que en nuestro interior crece desaforado y sin orden. Que nos consume lenta y secretamente, apoderndose de nuestro cuerpo, de nuestra salud, de nuestro bienestar, de nuestros planes y sueos, es decir de toda nuestra vida. El cncer evoca nuestra vulnerabilidad y mortalidad, esa mortalidad que generalmente no vemos en nosotros, pero s notamos en los otros, desde la orilla de enfrente y pensamos nunca nos tocar. Como dice Isa Fonegra .an cerramos los ojos ante la realidad del morir y optamos por jugar a ser inmortales. As vivimos y con frecuencia as morimos inconscientes ante la realidad de la muerte.

 

El cncer de prstata representa una enfermedad de mucha importancia, ya que se posiciona en el segundo lugar de mortalidad despus de las enfermedades coronarias. Y en el primer lugar en sujetos mayores de 65 aos (89%). Si bien es cierto socialmente no se encuentra estigmatizado, como el VIH o el Sida, conlleva una serie de prdidas, unas reales, otras simblicas y otras de carcter social, que es necesario detectar y atender, para cuidar la calidad de vida del paciente.

A pesar del mensaje de muerte, dolor y sufrimiento asociado al cncer, mucha gente se cura o remite su enfermedad, (dependiendo del cncer y la atencin temprana) o logra vivir un tiempo mayor del que pensaba, mediante los cuidados paliativos en donde se le apoya al paciente a tener una muerte digna, con paz y aceptacin, con el acompaamiento amoroso de sus seres queridos y en el ambiente grato, ntimo y particular lleno de toda la historia familiar que para uno representa su hogar

 

2. FUNDAMENTACION TERICA

 

Aspecto mdico

Cuando hay una anormal multiplicacin de clulas en una parte de nuestro organismo, se forma una masa o bulto de tejido extra, que son los tumores, que pueden ser benignos o malignos. Los tumores benignos se pueden extirpar, generalmente no reaparecen, sus clulas no son cancerosos. Mientras que los tumores malignos, s son cancerosos, ya que sus clulas malignas crecen y se dividen de manera descontrolada y se extienden para daar tejidos y rganos cercanos o entrar en el torrente sanguneo, o en el sistema linftico. A esta diseminacin del cncer se le llama metstasis, es decir del tumor primario emergen otros secundarios en otras partes del cuerpo.

 

Se conocen diferentes tipos de cncer: Los carcinomas, comienzan en las clulas que cubren las superficies del cuerpo externo e interno, ejemplos: cncer de seno, pulmonar y de colon. Los sarcomas, comienzan en las clulas que se encuentran en los tejidos de soporte del cuerpo, ejemplos: los huesos, cartlagos, <la grasa, el tejido conectivo y los msculos. El linfoma, comienza en los ndulos linfticos y tejidos del sistema inmune del cuerpo. La leucemia, es cncer en las clulas inmaduras de la sangre que crece en la mdula sea, y se puede acumular en el torrente sanguneo.

La prstata es un rgano ubicado enfrente del recto, debajo de la vejiga, rodea a la uretra. Su tamao en condiciones normales es como de una nuez y se encarga de producir una parte del fluido seminal que protege y nutre a los espermatozoides.

Cuando las clulas tumorales estn ubicadas en la prstata, se habla de cncer de prstata. Y su crecimiento excesivo puede causar problemas de incontencin urinaria. Este tumor maligno, puede crecer de tres maneras: Crecimiento local: se produce por crecimiento tumoral e invasin de la cpsula prosttica. Ms tardamente el tumor puede romper la misma y crecer invadiendo los tejidos y rganos peri prostticos. La invasin de la vejiga o el recto es tarda en el tiempo.

Diseminacin linftica: existe una clara relacin entre el tamao del tumor primitivo y la probabilidad de afectacin ganglionar. Diseminacin hematgena: Esta diseminacin se realiza a travs de los vasos sanguneos, preferentemente hacia el hueso (pelvis y sacro).

 

El cncer de prstata se da mayormente en sujetos varones mayores de 50 aos. La deteccin se realiza a travs del tacto rectal o mediante el examen de sangre denominado antgeno prosttico especfico (PSA, por sus siglas en ingls), si se encuentran elementos sospechosos se toma una biopsia y se lleva a estudio. Las terapias que se utilizan son cirugas, radioterapias, hormoterapia, quimioterapia o una combinacin de ellas.

 

Principales sntomas del cncer de prstata: dificultad para empezar la miccin, goteo despus de la miccin, retencin urinaria, lumbago y dolor al orinar, al eyacular y en la defecacin.

 

La estatificacin es la agrupacin de cnceres de prstata por tamao, diseminacin fuera de la prstata y cun diferentes son las clulas tumorales del tejido normal. (TNM). La identificacin de la etapa correcta le puede ayudar al mdico a determinar el tratamiento correcto y al tanatlogo saber en que estado se encuentra para brindarle un apoyo ms especfico.

 

TNM en cncer de prstata

Clasificacin del tumor por tamao:

T1: Tumor no detectable ni palpable al tacto rectal, pero en el que se encuentran clulas cancerosas, sea en una reseccin transuretral de la prstata, en una biopsia o en una prostatectoma. Los T1 se subdividen en:

T1a: Es un T1 en el que el estudio al microscopio muestra que slo el 5% del tejido extirpado contiene clulas cancerosas, mientras que el 95% restante es benigno. El PSA fue normal.

 

T1b: Un T1 con ms del 5% de tejido canceroso. PSA normal.

T1c: Cualquiera de los anteriores, pero con PSA sugerente de carcinoma.

_________________________________________________________________

T2: El tacto rectal ha permitido palpar un tumor en la prstata, pero dentro de la glndula; es decir, no se ha extendido hacia afuera a los tejidos y estructuras de alrededor. T2 se subdividen en: 2a: El tumor se encuentra slo en el lado derecho o en el izquierdo de la prstata. T2b: El tumor afecta ambos lados, derecho e izquierdo.

__________________________________________________________________

T3: El tumor se ha extendido ms all de la cpsula que rodea la prstata.

T3 se subdivide en T3a: Extensin extracapsular unilateral o bilateral, pero no a otros tejidos u rganos.

T3b: Afectacin de las vesculas seminales, pero no a otros rganos.

__________________________________________________________________

T4: El tumor fijo (adherido a estructuras externas) o las invade.

El T4 se divide en:

T4a: El tumor invade el cuello de la vejiga urinaria, el esfnter externo o el recto.

T4b: El tumor invade los msculos elevadores o est fijo en la pared lateral de la vejiga urinaria.

Clasificacin de la afectacin de los ganglios linfticos cercanos a la prstata? Hay tres situaciones:

NX: Los ganglios no pueden ser valorados.

N0: El cncer no afecta a los ganglios.

N1: Afectacin de uno o ms ganglios linfticos cercanos (regionales).

Clasificacin de las metstasis

De un modo parecido a los ganglios:

MX: las metstasis a distancia no pueden ser valoradas

M0: el cncer no se ha extendido ms all de los ganglios de la regin. M1: extensin de la enfermedad a ganglios linfticos ms all de la pelvis y/o a huesos, hgado, pulmones, cerebro, etc.

 

Aspecto psicolgico

Y. Andreu en el artculo Algunas consideraciones conceptuales y metodolgicas en la investigacin sobre el patrn de conducta Tipo C, publicado en Analise Psicolgica (1998),4 (XVI):569-579, plantea en primer lugar la complejidad que hay en los campos de estudios de la personalidad, de las enfermedades crnicas, en este caso el cncer(el cncer por ejemplo hace referencia a ms de 100 patologas especficas que comparten algunas caractersticas comunes, pero que difieren en etiologa, manifestacin clnica y curso de la enfermedad) y la relacin entre ambas. Comenta que en 1980, con los trabajos de Morris y Greer, es cuando por primera vez se analiza la personalidad propensa al cncer, y hablan de una personalidad tipo C, definidos como emocionalmente contenidos o con una inadecuada expresin emocional, en cuanto al miedo, ansiedad, especialmente frente al estrs. Por otro lado en 1981, Temoshok, describe al individuo tipo C como cooperativo, poco asertivo, paciente, con tendencia a no expresar las emociones negativas (particularmente la ira) y sumiso a la autoridad. La creencia de que es intil y problemtico, expresar las necesidades, miedos, ansiedad, porque no slo no se resolvern sino los rechazaran por ello, se les infunde a travs de la interaccin familiar, A pesar de la aparente capacidad de adaptabilidad de este tipo C, en el fondo las necesidades insatisfechas, cobran un alto costo, que se expresa en un aumento de la tensin a nivel psicolgico y biolgico. En conclusin si se le suman aspectos empricos a ese perfil C, se describira, como: persona cordial, con nula expresin de las emociones negativas, especialmente la ira. Carece de apoyo social y utiliza los sentimientos de desamparo y desesperanza ante el estrs. Es importante sealar que la personalidad tipo C es un factor de riesgo ms, que se debe de contemplar con otros factores de riesgo de incidencia y/o progresin de la enfermedad.

 

Afecciones de tipo psicolgico y cncer.- Aunque cada persona reacciona diferente debido a las diferencias individuales. Por ello se prefiere hablar de enfermos y no de enfermedades. La Web. FEFOC seala las siguientes:

a) El cncer en general y el de prstata en este caso, estn muy asociados con el temor a la muerte, el tiempo de vida restante, por el alto ndice de mortandad que ella representa. Y tambin porque no hay certeza sobre sus causas. Aparecen tambin otros temores muy notorios, relacionados con el diagnstico y el tratamiento, si son adecuados y confiables; los efectos colaterales del tratamiento; su curacin, y la recada.

 

b) Ansiedad, depresin y angustia son trastornos muy frecuentes que aparecen en las personas que tienen cncer de prstata. Igualmente aparecen episodios de insomnio y falta de apetito y alteraciones del humor.

 

d) La incontinencia y la disfuncin erctil, puede daar su autoimagen, su sentido de masculinidad se ve mermado, lo cual puede afectar la relacin de pareja, por la perdida de la libido.

 

e) Tambin puede aparece la ansiedad por los ndices tumorales.

 

Aspecto social

El cncer es una enfermedad socialmente aceptada, es decir no tiene una connotacin social negativa como el VIH o Sida , por lo tanto no crea una situacin estigmatizante para el paciente, ms bien la respuesta de la gente es de comprensin y misericordia. Sin embargo si incide determinantemente en su calidad de vida.

Generalmente el tratamiento es caro, y si no se cuenta con un seguro mdico o si no se tiene los medios econmicos para solventar los gastos, los costos elevados del tratamiento, aumentan los sentimientos de ansiedad y angustia

 

El cncer de prstata, va asociado a la disfuncin erctil y la incontinencia urinaria, lo cual implica tener que ir al bao muchas veces, en el medio laboral esto puede daar su auto imagen, provocar sentimientos de minusvala, vergenza y suspicacia, el temor de que estn hablando de l y que en nuestro medio va relacionado con la perdida de la masculinidad. Y si se encuentra jubilado la connotacin es peor, dada la poca valoracin que se da en nuestro medio a las personas mayores pensionadas.

 

Aspecto educativo

 

A |pesar de que no se conocen con exactitud las causas de un buen nmero de cnceres, si se pueden determinar por las investigaciones los factores de riesgo relacionados con algunos de ellos. Toda persona debe conocer, informarse o reeducarse respecto a los contenidos que previenen el cncer para evitar los riesgos de padecerla y tener mejor calidad de vida. Segn el diccionario Enciclopdico Espasa, la prevencin es 1.Preparar y disponer con anticipacin las cosas necesarias para un fin. 2. Preparacin y disposicin para evitar un riesgo o ejecutar una cosa. Hay factores de riesgo ineludibles como el envejecimiento y el factor gentico, pero hay otros que no tienen ese carcter, cuya modificacin reducen los riesgos de enfermedad.

La prevencin anticipatorio se lleva a cabo antes de que surja la enfermedad:

a) El estilo de vida: Implica cambiar hbitos de comportamiento relacionados con la ingesta de alcohol y tabaco. Disminuir el consumo de tabaco, pues causa algunos cnceres. Por otro lado se conoce cerca de 40 elementos carcingenos en el tabaco. b) Adoptar una alimentacin saludable, que evite la obesidad y el sobrepeso (que se ha comprobado estn relacionados con algunos cnceres), debe incluir cinco porciones al da de frutas y verduras, consumir alimentos ricos en fibras, reducir el consumo de grasas saturadas, leches enteras y alimentos procesados, evitar las carnes muy asadas, ahumadas .c) Evitar la exposicin a los rayos ultravioletas, sobre todo en las horas de mximo peligro o sea de 10 a 4 de la tarde. d) Practicar el ejercicio fsico regularmente reduce los riesgos de contraer cncer. e) Es necesario estar alerta a las exposiciones de algunas sustancias qumicas o metales, por ejemplo el plomo, o radiaciones en el medio laboral y familiar para no exponerse a elementos de alto riesgo.

La prevencin secundaria: Se refiere a que si la enfermedad es precozmente detectada tiene mejor pronstico. En este sentido es importante establecer una autntica comunicacin entre paciente y personal mdico que garantice que la informacin sea adecuada, pertinente y bien comprendida.

La prevencin terciaria. Se refiere a la intervencin teraputica, rehabilitacin y cuidados. Se ocupa de que el paciente siga adecuadamente el tratamiento, evitar la depresin, por lo tanto promueve la capacitacin constante del personal para el trato al paciente y a la enfermedad.

 

EL TRABAJO DEL TANATLOGO

 

Identificacin de prdidas en la enfermedad

Durante la enfermedad se pueden detectar diferentes tipos de prdidas en primer lugar las ms importantes estn relacionadas con la prdida de la salud, entendida, como el conjunto de aspectos subjetivos (bienestar mental y social, alegra de vivir), aspectos objetivos (capacidad para la funcin) y aspectos sociales (adaptacin y trabajo socialmente productivo) . (Aguilar Salas, Ismael 2009)

 

Este concepto de salud est muy relacionado con el de calidad de vida, que segn la OMS es la percepcin que un individuo tiene de su lugar en la existencia, en el contexto de la cultura y del sistema de valores en los que vive y en relacin con sus expectativas, sus normas, sus inquietudes. Se trata de un concepto muy amplio que est influido de modo complejo por la salud fsica del sujeto, su estado psicolgico, su nivel de independencia, sus relaciones sociales, as como su relacin con los elementos esenciales de su entorno. Y en este sentido puede el cncer provocar prdidas muy significativas e identificables en la calidad de vida

 

De manera particularizada, puede haber prdidas, como la del cabello por el tratamiento, que puede daar el auto imagen. Socialmente la enfermedad puede significar prdida de status, de control, de eficiencia en el trabajo, prdida del empleo mismo, por los permisos mdicos. Prdida de la libido, con ello el temor de la prdida de la masculinidad y prdida del inters en el contacto sexual. El tratamiento y la hospitalizacin pueden significar, gastos financieros que les prive de pequeos lujos, viajes, venta de su casa en donde desean pasar su vejez, el impedimento de un hijo a ir a la universidad.

 

Sin embargo es importante afirmar que el listado de las prdidas es algo tan subjetivo y personal que depende de cada individuo, de su personalidad, de sus creencias, de su contexto cultural, entre otros. Por lo que el tanatlogo, deber indagar de manera de manera respetuosa y sin enjuiciar las prdidas de cada persona.

 

 

 

Etapas de duelo esperados por el paciente y la familia

Elizabeth Kubler-Ross, en su libro Sobre la muerte y los moribundos estableci las cinco etapas por las que pasa el paciente y su familia, las cuales no se transitan necesariamente de manera secuenciada y se puede volver a ellas.

1.-La negacin, se refiere a la resistencia a aceptar una realidad. Y esta representada por las siguientes frases: No puede ser posible que yo tenga cncer de prstata, el mdico se equivoc, con este dx, esto no me puede estar pasando a m, etc., La negacin es una reaccin provisional, antes de que sobrevenga la aceptacin parcial. La negacin funciona como un amortiguador despus de una noticia inesperada e impresionante, permite recobrarse al paciente y con el tiempo movilizar otras defensas menos radicales, la pregunta que se hacen es por qu yo?

2.- Ira o rabia, envidia y resentimiento, durante sta etapa, la preguntas que se hacen es por qu l no tiene el cncer de prstata?, hay un despliegue enorme de sentimientos negativos y encontrados, tratando de culpar a otros, a los doctores, a las enfermeras a la vida, a las circunstancias, etc. por lo que le est sucediendo. Esta es una de las etapas ms duras de enfrentar para la familia y el personal, ya que el blanco puede ser cualquier persona, y las quejas son mltiples. Es importante ponerse en la piel del paciente para sentir y entender su enojo, rabia y frustracin y no tomar su resentimiento de manera personal.

3.-Regateo o negociacin, esta fase es poco conocida, pero igual de importante. Significa un intento de dilatar los acontecimientos. De ponerse plazos. Generalmente son promesas secretas que se hacen a Dios. Negocian para lograr lo que estn perdiendo. La pregunta es Cambiamos?

4.-Depresin, que conlleva el sentimiento de impotencia, que no puedes hacer nada, aparece cuando ya no puedes seguir con a negacin, ni con la ira, ni el pacto y te enfrentas a la enfermedad o prdida. Puede ser de dos tipos reactiva cuando se trata de una respuesta a situaciones ya vividas y preparatoria, que se refiere a algo que esta por llegar. La pregunta es Para qu?

5.-Aceptacin, si se ha tenido tiempo de trabajar las anteriores fases, sobreviene la paz y aceptacin, de la muerte; no es un momento feliz, pero se siente como que el viaje ya ha terminado. Aparecen muchos momentos de silencio y nuestra presencia es para confirmar que estaremos disponibles hasta el final y vale ms una presin de manos, una mirada amorosa, un recostarse en la almohada, que un milln de palabras.

 

Propuestas de manejo para elaboracin de duelos

Relacin profunda y autntica, empata, amor incondicional, comunicacin intensa, libre de juicios, respeto, e igualdad, buena voluntad, honestidad, confianza y esfuerzo continuado, permiten un trabajo idneo del tanatlogo. Sin embargo esta tarea no es fcil, es necesario prepararse permanentemente, para ir sorteando eficazmente cada situacin particular, pues cada ser es nico e irrepetible. Sera recomendable estar en supervisin Tanatolgica, para evaluar las acciones que realizamos y mejorar las intervenciones, as como detectar oportunamente cuando estamos mezclando situaciones propias no resueltas. Es importante que el especialista solicite ayuda cuando los casos superan su capacidad de manejo.

 

Melody Beattie en su libro El nuevo lenguaje del adis, dice es importante dejar que cada persona avance a su propio tranco. Ya sea que te afanes en la solucin de un problema, o emprendas un proyecto de tu vida. Encuentra el tranco que te funcione. Deja que los dems hagan lo propio. No te compares con quienes te rodean. Permite que su ritmo te vigorice, pero respeta el ritmo que te acomoda Este comentario lo retomo tanto para los pacientes, como para los tanatlogos, ya que en el trabajo tanatolgico se deber ser flexible de acuerdo a las circunstancias y a las diferencias individuales, porque los avances no son homogneas unos lo hacen lentamente, otros ms rpidamente, lo importante es seguir su propio ritmo.

 

Segn Yalm Irvin D. en el Don de la Terapia, cuando un paciente est muy ansioso y ruega por alivio, es bueno preguntarle - Dgame que querra que yo le diga a usted que le suene perfecto? Qu cosa podra decirle exactamente para que se sienta mejor? Cmo le podra ayudar?, esta preguntas son de utilidad, pues de la dependencia al terapeuta de palabras mgicas de alivio, tiene que ser autnomo y buscar sus propias palabras de alivio.( Del Valle y Couton, Claudia Mara . Leucemia. 2009. CEDEHC.)

 

La terapia breve, a diferencia de la psicoanaltica que demanda muchos aos, consta de cinco o seis sesiones, en donde se establecen metas especficas a lograr, mediante tcnicas establecidas.

 

La terapia de emergencia brinda soporte psicolgico en una situacin difcil y crtica focalizada y tiene semejanza con la terapia breve, pues apunta a unas metas concretas.

 

Tcnica de pensamiento dirigido, en donde se utilizan distracciones internas (como rezar, contar, o animarse con frases como yo lo puedo lograr, puedo soportar el dolor) o externas (como la msica, la televisin, el dilogo, escuchar a alguien leer o mirar algo especfico).

 

Acompaamiento tanatolgico, que se refiere a propiciar la reflexin, el pensamiento detenido sobre lo que le est ocurriendo a una persona que tiene cncer de prstata, acompaarlo realmente, incluso sin hablar, escucharlo activamente, apapacharlo, establecer un contacto fsico afectuoso, sincero, discreto, aceptado por el paciente. Ser mediadora, entre diversos elementos y el paciente, etc.

 

Consejera Tanatolgica, consiste en una labor ms especializada que implica ms preparacin para apoyar al paciente en los diferentes estadios del duelo.

 

Otros aspectos que el tanatlogo tiene que atender

Desde que Freud habl de la transferencia y la contratransferencia, sabemos de cmo incide el terapeuta sobre el paciente y viceversa, y como hay crecimiento en ambos en este camino. Muchas veces compartir las propias experiencias, los miedos y situaciones personales del terapeuta ayudan al paciente a entender las suyas.

 

Elizabet Kubler Ross en su libro Sobre la muerte y los moribundos, dice que tenemos que escuchar a nuestros pacientes y aceptar su ira irracional, con la seguridad que al expresarla manifestarn un gran alivio, que les ayudar aceptar mejor sus ltimas horas. ESTO SLO LO PODEMOS HACER CUANDO HEMOS AFRONTADO nuestros propios temores con respecto a la muerte, nuestros deseos destructivos, y hemos adquirido conciencia de nuestras propias defensas, que pueden estorbarnos a la hora de cuidar pacientes. Esta cita habla de la importancia de que el tanatlogo haya pasado por un proceso psicoteraputico y trabajado sus propias prdidas y duelos, las heridas y temores, etc. que haya en su personalidad para poder enfrentar y ayudar a otros. Sin olvidar por supuesto la preparacin disciplinar en la Tanatologa. Y por supuesto todos aquellos cursos y seminarios que refuercen su prctica profesional.

Considero importante que el tanatlogo debe ser capaz de identificar aquellas situaciones que aun no puede manejar y derivarlo a otro especialista. Y buscar apoyo en caso de estar saturado para no caer en el burnout.

 

LUGARES DE INSERCIN DEL TRABAJO TANATOLGICO

Escuela

Considero que el medio educativo es idneo para formar verdaderas comunidades de aprendizaje, en donde todos aprendemos de todos, (alumnos, profesores, directivos, administrativos y padres de familia) y el aprendizaje es permanente. La participacin del tanatlogo en la escuela es muy importante. Aunque uno no sea docente y si lo es con mayor razn, desde la educacin bsica hasta la superior, se puede aprovechar este espacio, para realizar dos tipos de trabajo. Uno de prevencin del cncer, a travs de plticas o charlas, por ejemplo, sobre el no fumar, cuidarse de los rayos de sol, llevar un tipo de alimentacin saludable, no exponerse a sustancias txicas, evitar el uso de insecticidas, etc. El otro trabajo es de acompaamiento: Si hubiera algn caso de cncer entre los estudiantes o muerte entre los colegas maestros o de algn pariente relacionado con la comunidad educativa por cncer de prstata, puede ser oportuno el momento para que intervenga el tanatlogo y pueda apoyar a los alumnos y maestros a sobrellevar esta situacin y poder comprender las etapas del duelo. Acompaarlos en esos momentos puede ser muy significativo y reparador para todos. Puede tambin detectar casos graves de depresiones y canalizarlos con el psiclogo o psiquiatra. Estas circunstancias pueden ser tambin propicia para que se instituyan en los establecimientos educativos contenidos transversales relacionadas con el valor de la vida, la salud, la enfermedad, el cncer y tener presente en esta valoracin de la vida, que no somos inmortales, sembrar la semilla de la educacin Tanatolgica. Tambin se puede utilizar las juntas con maestros y la de padres de familia, para realizar estos trabajos.

 

Si abordamos estos temas en una escuela primaria de organizacin completa, con un promedio de 30 alumnos por grado escolar, estaremos tocando las mentes y los corazones de 180 alumnos, que significan 180 familias por 3 miembros (en promedio) representaran 540 personas, sin contar al personal de las escuelas. El radio de influencia de la escuela es evidente.

Casa

Con la finalidad de llevar seguimiento de los pacientes hospitalarios, el tanatlogo puede tener la ocasin de estar en los hogares de algunos de ellos, lo cual le permitir realizar el acompaamiento tanatolgico a l y a sus familiares. Tambin le da oportunidad de conocer in situ otros aspectos importantes como: calidad y cantidad de los cuidados que se brindan al paciente, la dinmica familiar y aspectos socio, econmicos y culturales de la familia y la vivienda que pudieran en su oportunidad servir para la mejora de la calidad de la atencin del paciente. Al igual que en otras actividades profesionales es necesario establecer el encuadre de visitas, aunque a veces sea necesario cierta flexibilidad por la ndole del trabajo.

Grupos de Autoayuda

Cuenta la parbola budista de la semilla de ssamo, que una joven madre se acerca a Buda para pedirle un consejo, pues se senta sumamente afligida y no hallaba consuelo por la muerte de su beb. Buda le pide que vaya de casa en casa por todo el pueblo y solicite una semilla de ssamo, en aquella que no hubiera conocido la muerte. Y que luego regrese con el. La mujer obediente visita cada vivienda del pueblo y al salir con las manos vacas de cada una de ellas, va comprendiendo que en todos los hogares ha habido muertes. Cuando se presenta nuevamente ante Buda sin semilla alguna en las manos, el le dice: lo que ya haba comprendido, que no est sola, que la muerte es universal, nadie est libre de ella. (Marinoff, Lou, Ms Platn y menos prozac).

 

Retomo esta parbola, pues considero que refleja muy bien el sentido de los grupos de autoayuda, en donde las personas tienen un encuentro con sus pares, al sentir que su dolor, problema, sntomas, necesidades, angustias, dificultades, experiencias, vivencias, prdidas, etc. relacionadas en este caso con el cncer de prstata, no son exclusivos de ellos, que hay otros como l, y ese sentimiento de que no se est slo, que es parte de la raza humana, que su mal no es slo suyo, que se comparte, ayuda ,reconforta, permite crecer juntos .

 

Los grupos de autoayuda pueden ser de pacientes, de familiares y tambin de profesionales que trabajan en el campo oncolgico, como psiclogos, tanatlogos, etc., en cada uno de ellos, es importante que los participantes conozcan el encuadre que las rige: la confidencialidad, la confianza, honradez, lugar, horario, frecuencia de reunin. Aunque los componentes de cada grupo sean diferentes, su denominador comn es beneficiarse del apoyo que tus pares te pueden brindar al compartir las experiencias. Tambin pueden favorecer la mejora de los servicios al hacer presin social y favorecer las redes comunitarias. Entre los profesionales pares adems puede tener la finalidad de crecimiento profesional y prevenir el burnout.

Hospitales

Aunque la Tanatologa es nueva y su insercin en la sociedad es paulatina, uno de los lugares donde su incorporacin ha sido ms propicia ha sido en los hospitales, sobre todo por su innegable apoyo en los casos de enfermedades crnicas y terminales. Por lo que su labor es primordial en los casos de cncer de prstata, ya que es una de las enfermedades cuya mortalidad es muy alta y por todas las prdidas que conllevan.

 

Fundamentalmente puede realizar dos tipos de tareas: de acompaamiento, es decir servir de escucha, acompaar, apapachar, apoyar, etc. al paciente y su familia. Puede ser un puente de comunicacin entre el paciente y el personal de salud para que haya una buena comprensin del diagnstico, del curso de la enfermedad, de los tipos de tratamiento, de los riesgos, etc., a travs del uso de un lenguaje y explicaciones claros, difanos, pertinentes al nivel educativo y contexto sociocultural del paciente. Tambin para detectar y gestionar la mejora de alguna condicin que este afectando al paciente.

La labor de consejera se refiere fundamentalmente a un trabajo mucho ms profunda y sustancial para apoyarlo en las diferentes etapas del duelo.

 

OPININ PERSONAL

 

Mi inters en un principio con la investigacin fue ms que nada de carcter informativo, senta que el cncer no haba estado dentro del rea de mi inters Sin embargo, sent en un determinado momento encontrarle mucha pertinencia con una situacin personal que estoy viviendo. En Marzo de este ao, mi esposo se enferm seriamente, el cardilogo particular lo revis y recomend una tomografa axial computarizada y a travs de ese estudio se le detect un aneurisma en la base de la aorta, y este mismo mdico consider la posibilidad de un cateterismo. A partir de entonces, empezaron las idas y venidas al hospital del ISSSTE para lo procedente. Finalmente tiene cita para el 31 con el cardilogo en el D.F., en el Hospital 20 de Noviembre para finales de este mes de julio. No le han informado exactamente si es solo una valoracin, si van a ser exmenes auxiliares o si ya va a ser el cateterismo. Y en la familia hay preocupacin pues por un cateterismo muri su mam.

Este suceso ha trastornado nuestros planes de vida, aunque ambos seguimos trabajando esta en nuestros planes jubilarnos pronto y tenamos la intencin de viajar, disfrutar ms tranquilamente de la vida y de nuestra nica nieta, que apenas tiene dos meses de vida, hija de nuestro hijo nico. En fin pasar un tiempo de descanso, de solaz, disfrutar de la vida.., aunque creo que siempre nos dimos tiempo para gozar y encantarnos con las cosas grandes y pequeas que la vida nos ha ofrecido. Lo bueno es que sus hermanos y hermanas han estado muy cerca de l, igual que toda nuestra familia, a pesar que estn en diferentes puntos del orbe. Igualmente sus amigos y nuestros amigos nos han tendido su lazo de amor incondicional y esa red tan clida es la que nos cobija en estos momentos Lo que quiero decir es que en carne propia estoy viviendo las etapas del duelo. En esta oportunidad por la enfermedad de mi esposo, que es mi compaero y amigo. Igualmente mi esposo se encuentra en este proceso.

Ambos sabemos de la gravedad de la situacin. Y estamos a la espera de lo que Dios y la ciencia determinen.

.

 

 

.BIBILIOGRAFA

 

1. Aguilar Salas, Ismael 2009) documento de apoyo, mdulo Enfermedades Crnicas y Terminales. CEDEHC.2009

2. Melody Beattie en su libro El nuevo lenguaje del adis. Promexa. 2006. Mxico

3. Bucay Jorge, EL Camino de las Lgrimas en Hojas de ruta. Ocano Mxico, 2003

4. Chvez Martha Alicia. Todo pasa y esto tambin pasar. Como superar las prdidas de la vida. Grijalbo.2008. Mxico

5. Del Valle y Couton, Claudia Mara. Leucemia. Artculos elaborados por alumnos. CEDEHC.2009. Mxico. Consultado en cedehc.org/home/php

6. Fonegra de Jaramillo Isa. De cara a la muerte. 2001. Editorial Andrs Bello Mxico.

7. Kubler Ross Elizabeth. La rueda de la vida. Ediciones Grupo Zeta.1997. Espaa.

8. Kubler Ross Elizabeth. De los muertos y los moribundos. Mondadori. 2002. Espaa

9. Marinoff Lou Ms Platn y menos Prozac. Punto de Lectura. 2003. Mxico.

10. Nuevo Diccionario Enciclopdico Espasa, 1998 Espasa Calpe.Espaa

 

11. www.monografias.com El trabajo del psiclogo ante el paciente que padece Cncer Elcy Ponce De Len Fuentes - estrellita_501@hotmail.com. 8 /7/2009

 

12. www.stayinginshape.com/3chsbufallo/libv_espanol1/c06s.shtml HEALTH LIBRARY. Cncer lo que significa. 2/7/2009

 

13. Web FEFOC Cdigo de recomendaciones en nutricin 10/7/2009

Web FEFOC.Educacin Pblica y Formacin Oncolgica Continuada. .

Nutricin y Cncer

14. www.jama.com Jama Patient Page. The Jornal of the American Medical Association. Prevencin del Cncer 15/7/2009