Alumnos

-Artículos.
-Testimonios.
-Investigaciones Finales.
-CoNéCtAtE.

 
Depresión, olvido y muerte
Psic. Javier Castrejón Báez
Depresión, olvido y muerte

DEPRESIN, OLVIDO Y MUERTE

Psic. Francisco Javier Castrejn Bez

 

La vida tiene etapas doloras. Muchas o pocas segn la experiencia de cada persona. A lo largo de cada etapa vital tenemos la opcin del dolor o del sufrimiento. En la tanatologa observamos el dolor como inevitable y el sufrimiento como opcional. Esto se debe a que no podemos permanecer en la muerte cuando lo que tenemos en forma evidente es vida.

He estado en CEDEHC desde hace aproximadamente ao y medio observando cmo asimilamos el dolor y el sufrimiento los seres humanos; y cmo tratamos de comprender algo tan inasible. No lo logramos del todo. La comprensin de ambas cosas es algo de los indefinible que tiene la vida; y pienso que ello es una de las causas por las que nos atrae la tanatologa y las herramientas que podemos desarrollar al estudiarla. Abordo el tema de la depresin y es uno de los ms complejos en el panorama de la salud mental y de la muerte (debido a que est ligada al suicidio) He visto a lo largo de mi vida profesional a una buena cantidad de personas con depresin y me interesa el tema desde sus diversos ngulos.

Soy de la idea de muchos de los profesionales, autores e investigadores que consideran que la depresin no es algo normal (aunque la normalidad tambin sea difcil de definir) supongo, como ellos, que es algo que se tiene que superar y que debe trascenderse. En los cursos busco una explicacin lo ms clara posible de lo que es la depresin, sobre todo para quienes no la conocen. Y para ello utilizo varias metforas de los participantes en cada mdulo, aunando a ellas mis experiencias propias tanto personales como clnicas. A saber, la depresin es un pozo en que caes y del que crees que no podrs salir. Es una mariposa negra que vuela cerca de ti, llena de melancola, luego, sin saberlo ni desearlo, te conviertes en ella. Es una serie de laberintos que no tienen salida y en ellos te podras quedar por aos. Es un pozo oscuro, pero oscuro en verdad, tan negro que el mundo pierde todas las tonalidades que tena y que lo hacan vivible.

Una persona con depresin se cree muchas veces muerta en vida. Es como si fuera alguien en quien la muerte se precipita pero sin hacerla morir. De ah que los procesos de depresin requieran de olvido; s, el olvido de todo el dolor y todo el sufrimiento. El olvido es la nica venganza y el nico perdn, sealaba Jorge Luis Borges. Y s, es necesario que la persona con depresin entre en el olvido anticipadamente que olvide su dolor, que se enfrente a la prdida- porque cuando se olvida de s misma ya no quiere la vida, quiere olvidar las enormes cargas y responsabilidades que a veces conlleva la existencia. Sin embargo la persona con depresin no se puede quedar en ese estado; la depresin es un laberinto del que hay que salir. Y para ello la vida nos proporciona ciertos medios, como lo es el acompaamiento tanatolgico, la psicoterapia, la consulta con el mdico; y las terapias alternativas que en una gran cantidad de casos provocan muchsimo alivio.

Asumimos que nos deprimimos porque algo no funciona en nuestro mundo, sin embargo la depresin es slo una pausa que debe hacernos comprender que el color de la vida es algo que se proyecta desde nuestro interior: somos nosotros mismos quienes, al recordar o recuperar el sentido, podemos alterar al destino o interpretar de mejor manera a la muerte.