Alumnos

-Artículos.
-Testimonios.
-Investigaciones Finales.
-CoNéCtAtE.

 
La adolescencia una etapa de pérdidas…
Psic. Eusebia Bartolo Valente
La adolescencia una etapa de pérdidas…

La adolescencia una etapa de prdidas

Psicloga Eusebia Bartolo Valente

Mdulo del Adolescente, Hospital General de Taxco

 

 

Un joven sin alegra y sin esperanza no es un joven autntico,

sino un hombre envejecido antes de tiempo. Juan Pablo II

 

Si pudiramos hacer que el tiempo transcurriera de manera lenta, podramos observar cada movimiento o proceso que tenemos durante nuestro desarrollo y as poder disfrutar y apreciar cada instante, sin temer y sin llegar a aorar el tiempo que se ha ido ya.

 

Sin embargo, los momentos en que nos detenemos a reflexionar sobre la existencia de nuestra vida es cuando nos enfrentamos a alguna situacin dolorosa y que sta nos lleva a una confrontacin con la muerte. Hecho que nos duele por perder la presencia de ese ser que nos brindaba compaa, seguridad, cario, amor, calor y tantas pequeas experiencias que nos son necesarias en este trnsito por el mundo terrenal.

 

Por ello, es importante resaltar que en el transitar de la vida no solo perdemos a las personas que amamos o queremos, tambin tenemos otras prdidas que nos dejan huellas y grandes vacos en nuestro ser. Pero es la muerte la que representa la mayor tragedia en nuestra existencia, sta no respeta espacios ni tiempos y puede suceder en cualquier instante, en cualquier etapa del desarrollo humano.

 

Considero entonces, que hagamos una pausa para reflexionar sobre la etapa en la que se vive la adolescencia, momento crucial de transformacin de la niez a la pubertad, y con un gran significado para quienes ya la vivimos as como para aquellos que en este momento se encuentran experimentndola. Se hace necesario hacer gran nfasis en esta etapa: la adolescencia, ya que representa para los jvenes todo un proceso de adaptacin; primeramente el tener que enfrentar los cambios fsicos que sufre su cuerpo y posteriormente las cuestiones emocionales que se desatan como un vendaval en este descubrir de su identidad. Sin dejar de considerar que tambin se enfrentan a otras situaciones donde hay prdidas y duelos.

 

En muchas ocasiones los adolescentes que viven estos cambios, as como situaciones de prdidas y que estn pasando un proceso de duelo, pueden enfrentarlas favorablemente, por las condiciones positivas y redes de apoyo con que se cuenta en ese momento.

Sin embargo, en otras situaciones, estos mismos cambios generan en algunos adolescentes tanto desequilibrio en la percepcin de su realidad, como dificultad para poder asimilar todos los cambios fsicos y psicolgicos. Este pensamiento que adopta el adolescente como mecanismo de defensa, sucede porque hay una falsa creencia de que esa niez tan atesorada y que quedo atrs los obligo a despojarse y olvidarse de la felicidad, alegra, juegos, risas y diversin, prevaleciendo en ellos un pensamiento de que estos cambios solo traen responsabilidades de adultos.

 

De pronto darse cuenta de que se pierden todos esos atributos, el confort y conductas que prodiga la niez, les genera ansiedad y angustia, as como imaginar que los cambios generan dolor y sufrimiento. Al grado de llegar en esta etapa a sentirse incomprendidos, indecisos, inseguros, no escuchados, juzgados, discriminados y tantas ideas, y pensamientos a veces errneos que llegan a comunicar de forma analgica y digital desde lo ms profundo de su ser.

 

Por lo anteriormente escrito es que llego a este momento en el que surge en m, una interrogante que me lleva a preguntarme sobre s, los adolescentes tambin sufren prdidas?, la respuesta es un s rotundo, solo que hay que analizar que cuando ellos se asumen, con esas actitudes conductuales donde impera el pesimismo, la no aceptacin y casi la tragedia por los privilegios que abandona, los padres y los adultos que los rodean y conviven con ellos, llegan a pensar que esas conductas son inapropiadas y que solo son una manifestacin de rebelda y chantaje. Olvidndose ellos de que tambin transitaron por ese camino de ser adolescente.

 

Con el transcurrir del tiempo y durante ese proceso, los adolescentes descubren por s mismos que la mayora de las prdidas son externas, que ese nio o nia que l y ella crean que perdan, no es as; y entonces se convierte esta experiencia en la oportunidad de volver a disfrutar de esos momentos tan aorados, como disfrutar de un helado, de rer, divertirse y de volver a jugar todos aquellos juegos favoritos.

 

No olvidemos que en cada uno de nosotros vive un nio interior, que nos reclama atencin para no perder la capacidad de disfrutar de cada experiencia diaria.

 

Feliz 30 de Abril!