Alumnos

-Artículos.
-Testimonios.
-Investigaciones Finales.
-CoNéCtAtE.

 
DOLOR Y CORAJE
Rosa María Malo Flores
DOLOR Y CORAJE
Dolor y Coraje

Dolor y Coraje

 

Rosa María Malo Flores

 

Este artículo está basado en un caso real en donde un joven sufrió de ensañamiento terapéutico, pues los médicos no le dijeron a la familia ni al enfermo que estaba en etapa terminal y siguieron tratándolo como al comienzo.

 

Era toda una promesa, tenía todo lo que se requiere para ser feliz. Sus padres, sus hermanos, una esposa magnifica dos hijos sanos e inteligentes, una elevada posición económica, un trabajo exitoso prosperando cada día más, querido en su ambiente social y familiar. Pero un día empezó a tener ciertos síntomas que no iban con su edad. Tenía 40 años. Fue a ver al médico después de un sinfín de estudios le diagnosticaron cáncer.

Todos los médicos que empezaron a tratarlo coincidieron  que era una batalla ganada, él era un joven fuerte y sano, no iba a haber ningún problema. Y empezaron administrarle quimioterapia de la blanca, después de 16 secciones dijo el Oncólogo que le iban a aplicar 3 sesiones mas pero de la roja que es la más fuerte. Se le cayó el cabello y lo aislaron para que no fuera a contraer ningún virus.

El cáncer siguió diseminándose por su joven cuerpo, llegándole hasta la cabeza, ahí fue cuando empezaron las radiaciones y más aislamiento, al grado que ni sus hijos ni su esposa podían acercársele ni mucho menos besarlo. Entradas y salidas al hospital, dolores, malestares sinfín y los médicos diciendo que todo iba bien, que lo que seguía era un trasplante de medula. Pero Juan cada vez se debilitaba más, casi no le salía la voz, se le acabó la masa corporal era solo hueso.

Las personas que lo cuidaban no se le acercaban y andaban con cubre bocas. Sus hijos, su esposa, sus padres, todos estaban desesperados y con la esperanza de que iba a recobrar la salud. Los médicos siempre insistiendo que todo estaba bien, que había que pensar en aplicarle otras sesiones de quimioterapia.

A los días de estas declaraciones empezó a sufrir intensos dolores, se perforo algo por dentro. Lo llevaron al quirófano, cuando le estaban aplicando la anestesia murió.

Después dijeron los médicos que tenía destruido el hígado, el estómago, los intestinos y no sé qué otros órganos más.

Yo me pregunto: porque si los médicos sabían que no había salvación y ya estaba en etapa terminal ¿Por qué el ensañamiento terapéutico? ¿Porque le quitaron el derecho de abrazar y despedirse de sus seres queridos? ¿Y la ética profesional? ¿Por qué los médicos nunca nombraron la palabra terminal a la familia y al enfermo?

Tanto la familia como Juan intuían que iba a morir  pero nunca ni los médicos ni el personal de salud del hospital dijeron nada.

Por toda esa deshumanización deberían todos los médicos y enfermeras ser Tanatólogos para que se sensibilicen, comprendan y sepan tratar al enfermo y a su familia y no dejen con un sabor amargo en la boca y rabia y frustración en el corazón como en el caso de Juan.

 

Hermosillo 12-13