Alumnos

-Artículos.
-Testimonios.
-Investigaciones Finales.
-CoNéCtAtE.

 
Siempre hay tiempo para agradecer.
Verónica Cortes González
Siempre hay tiempo para agradecer.

Siempre hay tiempo para agradecer.

AGRADECER  es la necesidad para el que la recibe y es amor para el que lo da,  es darse a los demás, demostrar que se puede vivir sin resentimientos, ya que a través del agradecimiento, la persona transmite sus sentimientos más auténticos, de los pequeños detalles que no se olvidan y que han quedado grabados en su interior, es donde se logra la madurez y la buena relación con los demás y con uno mismo. El agradecimiento disipa la melancolía, aparta la tristeza, te devuelve la energía, y en ella encuentras tu propia fuerza.

Las personas que practican el agradecimiento de manera habitual son más felices, alegres y gozan de una autoestima elevada. La gratitud de demuestra al reconocer los beneficios recibidos de las experiencias pasadas y presentes, y que forman parte fundamental del bienestar personal.

Vivimos en  un mundo  donde estamos acostumbrados  a aceptar todo como algo que se nos debe de proporcionar o que creemos que nos lo merecemos. Pero que  raramente  agradecemos, y no solo los bienes materiales, sino aquellos que son invisibles a los ojos de las personas, como lo es una sonrisa, una palabra de aliento, una mirada etc.

Pero ¿qué hay de las malas experiencias? ¿Las agradeces?

Agradecer no implica negar el dolor, y es a través  de estas vivencias dolorosas, las que  brindan la oportunidad de valorar a los personas que aún están a tu lado,  agradecer los momentos vividos junto a la persona que falleció , ya que te vuelve más amoroso y tolerante con los demás,  aprendes a ser independiente económicamente, a mejorar tu autoestima, a sanar tu relación con el pasado, a perdonar, a liberarte del resentimiento, a conocer a otras personas,  a superar limitaciones; una situación dolorosa te da la energía necesaria para realizar cambios positivos, te ofrece la oportunidad de crecer y de avanzar en todos los aspectos de tu vida.

Es una nueva oportunidad de aprender y de valorar lo que eres, te hacen disfrutar cada momento, cada persona, y  agradecer aun lo que no tienes, porque tal vez no serias el mismo que eres ahora, y eso te da la oportunidad de seguir adelante. De decir: ¡SÍ….a la vida! iDándole un nuevo sentido, agradecer  a quienes han estado contigo en todo momento, valorar a esos amigos que están, cuando los demás se han ido. El agradecimiento representa la oportunidad de abrazar a tus seres queridos y decirles cuanto los quieres.

Agradecer es el cierre de un ciclo, por eso es importante cerrarlo y dejarlo ir.

El día de hoy ¿Te has detenido o tomado el tiempo para agradecer?  ¿A quién? ¿Por qué? ¿Cuantas  personas han dejado huella en tu vida?, ¿han sacado lo mejor de ti?, ¿te han ayudado  a crecer, a madurar, a cambiar, a ser mejor ser humano, más sencillo, más humilde, más sensible? ¿Qué tan dispuesto estas para aprender de las lecciones?

Aun es tiempo para que identifiques todas las razones por las cuales te sientes agradecido como es  el estar vivo, por compartir el amor con tu familia, tener trabajo, salud, ver un amanecer, así como identificar a quien quieres agradecer.

Recuerda que siempre hay tiempo para agradecer, y como lo menciona el escritor inglés G. B. Stern, “La gratitud en silencio no sirve a nadie”. Así que ahora la decisión es solo tuya.

Verónica Cortes González