Alumnos

-Artículos.
-Testimonios.
-Investigaciones Finales.
-CoNéCtAtE.

 
Mascotas, compañeros en la discapacidad
María Eugenia Suárez Sitges
Mascotas, compañeros en la discapacidad
Mascotas, compaeros en la discapacidad

 

Mascotas, compaeros en la discapacidad

 

Los animales son aquellos seres vivos que, sin importarles la apariencia fsica, el nivel econmico o social, el estado de salud, la religin o las creencias, dan a sus amos, entre muchas otras ofrendas, cario, compaa, comprensin, gratitud y fidelidad. Ayudan a preservar el equilibrio emocional de los seres humanos, tienen una excelente percepcin de los sentimientos y saben lo que sus amos necesitan. De la relacin entre el humano y la mascota, nace un vnculo afectivo que, muchas veces, llega a ser ms fuerte que el que se genera entre dos entes de la misma especie.

Para los nios, as como para los adultos de la tercera edad, los discapacitados fsicos o mentales y las personas que amamos a los animales, la compaa de una mascota puede llegar a ser una de las relaciones ms importantes. Son compinches ideales, siempre dispuestos a escuchar sin criticar, sin interrumpir, sin emitir juicios u opiniones. No debemos olvidar que en muchas ocasiones sentimos la necesidad de exteriorizar nuestros pensamientos y lo nico que necesitamos es que alguien nos preste sus odos.

Hay mascotas, principalmente perros, que con el entrenamiento adecuado, por su docilidad e inteligencia, son los aliados ideales para suplir necesidades y limitaciones. Ayudan a mejorar la calidad de vida de sus amos otorgndoles mayor independencia, como a los discapacitados visuales a quienes ayudan a caminar librando obstculos, a medir distancias, a salir a la calle, a acercar objetos y a subir escaleras entre muchas otras actividades. A los discapacitados o dbiles auditivos, les ayudan a distinguir sonidos alertndolos con actitudes especficas: jalarles la ropa o morderles sutilmente la mano, puede ser la forma en que la mascota, comn mente perro o gato, les indiquen que el telfono o el timbre de la puerta est sonando, que el reloj est marcando la hora, que el beb llora o que hay una alerta de incendio o temblor.

Los perros asisten discapacitados fsicos recogiendo objetos del piso, trayendo y llevando cosas en el hocico, operando controles remotos, encendiendo y apagando luces, abriendo y cerrando puertas y empujando o jalando la silla de ruedas. Estimulan a los autistas a comunicarse con su entorno, los tranquilizan y los acompaan en su mundo aislado.

Se ha observado que los perros y los gatos alertan a su dueo o sus acompaantes cuando prevn un ataque de epilepsia. No hay nadie ms paciente y amoroso que un animal para convivir con un discapacitado mental, quien habitualmente desespera y cansa a su acompaante por sus actitudes repetitivas o su lenguaje incomprensible. Una persona que, cuya apariencia fsica o deformidad es desagradable y que frecuentemente siente el rechazo de las personas que le rodean, encontrar en su mascota la aceptacin y el cario que necesita y, qu decir de los ancianos y personas solas que se han retrado o aislado en un mundo solitario o, indigentes sucios, tristes y abandonados cuyo nico amigo es su fiel perro quien lo acompaa y duerme a su lado en algn rincn de la calle y comparte su pobreza a cambio de cario.

Muchos perros trabajan rescatando personas, localizan drogas y explosivos, acarrean al ganado como pastores, son perros de defensa, guardianes, de caza, jaladores de trineo, lazarillos de ciegos. Caballos, delfines, perros, gatos, tortugas marinas y terrestres y otras especies de animales, cumplen funciones teraputicas que favorecen al paciente aportando beneficios psicolgicos a sus propietarios y son ejemplo de lealtad, inteligencia, docilidad, tenacidad y fortaleza. Aumentan la autoestima del paciente o del amo al saberse queridos, aceptados y necesitados, fomentan la responsabilidad del dueo que los alimenta y cuida, son fuente de inspiracin y ejemplo para vencer limitaciones, impulsan la superacin personal, mejoran el estado anmico, promueven la aceptacin de la discapacidad, ayudan al proceso de socializacin y proveen el afecto genuino y el apoyo necesario para enfrentar situaciones dolorosas y difciles.

Los animales facilitan el proceso de adaptacin o rehabilitacin en las personas: hay mascotas que han tenido que sufrir amputaciones, han sido intervenidos quirrgicamente o han sido sometidos a tratamientos dolorosos y limitantes. Animales que han perdido un miembro, un ojo, la vista o el odo, muestran a los humanos su capacidad de recuperacin, acondicionamiento a su nuevo estado y entereza ante las adversidades. No suelen entristecerse o pasar por un periodo de duelo como ocurre con los humanos, se adaptan rpidamente al cambio y siguen adelante conformndose y aceptando pacficamente su condicin. Los humanos sentimos una extraa mezcla de lstima y de rechazo hacia los animales discapacitados, mientras que ellos no tienen ningn prejuicio ante nosotros, estemos como estemos, seamos como seamos.

Muchos humanos adoptan mascotas por su funcin zootcnica, por belleza, por su fortaleza o por su valor econmico, mientras que las mascotas adoptan a su amo solamente por cario.

Las limitaciones propias de la edad de los adultos mayores y los ancianos, el abandono, la deficiencia y la carencia de relaciones afectivas, favorecen la depresin porque frecuentemente carecen de motivaciones y sentido de utilidad o propsito, especialmente cuando sus seres queridos han muerto y la soledad invade su vida. El hecho de cuidar un animal y mantener la cabeza ocupada aumenta la sensacin de bienestar al saber que se cuenta con un compaero en casa que le hace la vida ms alegre y le ayuda a olvidar sus penas. Para la gente mayor la convivencia con animales puede transmitir vitalidad y mejorar su calidad de vida. Acariciar al animal, sentir sus mimos y su necesidad de cuidados, son grandes puntos a favor del uso de animales en el tratamiento contra la depresin.

Cuando se llega a la tercera edad, cuando se est solo, cuando se padece de una enfermedad, una limitacin fsica o psicolgica o cuando se es rechazado por la sociedad, se encontrar en una mascota a un gran amigo, un aliado, un excelente, comprensible y amoroso compaero.